Metaviaje y meta

He recuperado estos días a Juan Bonilla, un autor últimamente desterrado de mis impulsos, que no de mi memoria. Recomendé convencido Los príncipes nubios, hace ya algunos años, aunque no hice lo propio con El estadio de mármol (supongo que eso en mi mente daba empate, cuenta saldada con el escritor y a otra cosa). Sin embargo, en este viaje ha regresado Bonilla a mí con Tanta gente sola, una edición de bolsillo robada en el último minuto al breve espacio disponible en mi mochila. Por fortuna.

Cuenta Bonilla cómo un adolescente trata de llevar a la vida uno de los relatos de Borges, “El otro”, aquel en el que al protagonista se le aparece su yo futuro y viejo para explicarle cosas de su camino por recorrer. Cuenta Bonilla que ficción y realidad, literatura y vida, tienen fronteras arbitrarias que podemos redibujar. Y este viaje, en mi cabeza, es buena prueba de ello.

Uno parte cándidamente a hacer realidad un sueño. Un viaje ya viajado en la mente una y mil veces. Llevar a cabo. Dar vida. Materializar (como si la realidad fuera el material del pensamiento). Pero de pronto uno, en medio de Siberia como aquel que dice, se da cuenta de que la ficción continúa, sólo que con decorados más realistas, actores avanzados en el dominio de la lengua rusa y husos horarios efectistas en cada cambio. ¿No es el viaje una prolongación de la ficción de la preparación del viaje? ¿No tiene todo viaje una pátina de teatrillo amateur del que uno se siente histriónico protagonista? Creo que sí y que no hay nada de malo en todo ello.

De momento este transiberiano discurre literariamente, con dobles sentidos, lecturas entre líneas y capítulos uno, dos o tres. La realidad se muestra bondadosa en cada dosis que nos suministra, permitiendo que subsista la duermevela de la ficción que tanto huele a hogar, porque es nuestra, porque vive dentro de cómo vivimos nosotros las cosas. La manera de asumir todo lo nuevo, spasivas y dasvidanias, será nuestra manera de poder decirnos que el viaje es real, que las palabras fueron trenes por unos días, y las vías renglones para nuevas palabras.

Aquesta entrada s'ha publicat en Reflexió i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Metaviaje y meta

  1. ignasi ha dit:

    Ara si que m’has tocat les Bonillas Uri. Jo diria que ja n’haviem parlat algún día del Bonilla, pero és un dels que més em va inspirar durant la facultat, i pel vostre viatge m’han vingut dos passatges que us transcric tal cual. Espero que us facin companyia:
    1.- Del llibre “Cansados de estar muertos” : Detrás de la muerte hay una ciudad hecha con calles que pertenecen a distintas ciudades, una ciudad diseñada por la memoria en la que la calle Aribau de Barcelona no concluye en la Plaza Univesitat, sino en una plaza de Praga, en la que puedes tomar un tranvía que sube hasta el castillo de San Jorge de Lisboa, desde cuyas almenas puedes ver cómo se eleva la Torre del Silencio de Bombay.

    2.- Del llibre de Poemes “Partes de Guerra” :
    DENOMINACIÓN DE ORIGEN: EXTRANJERO
    La patria es estar lejos de la patria:
    una nostalgia de la infancia en noches
    que te sientes viejo, una nostalgia
    que sube a tu garganta como el agrio sabor del vino en las resacas duras

    La patria es un estado: pero de ánimo
    Un viejo invernadero de pasiones.
    La patria es la familia: ese lugar
    en el que dan paella los domingos.

    Una patria es la lengua en la que sueñas.
    Y el patio del colegio donde un día
    bajo una lámina de cielo oscuro
    decidiste escapar por primera vez.

    Mi patria está en el cuerpo de Patricia:
    mi himno es su gemido, mi bandera
    su desnudez de doce de la noche
    a ocho de la mañana. Tras la ducha
    mi patria va al trabajo, yo me exilio.

    PD: Per cert per mi “Los principes nubios” també es la seva millor novela, pero li tinc molt de carinyo a “Cansados de estar muertos” i se’ns dubte la seva poesia la trobo molt inspiradora: “El belvedere”, o “Partes de Guerra” )

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s